BIENVENIDO AL MÁGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA.

BIENVENIDO AL MÁGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA.
La pesca con mosca es mucho más que un deporte, no solo exige una técnica y una coordinación fisica perfecta, sino tambien una concentración importante, una capacidad de invención y un sentido del ritmo y la armonia de todo en su conjunto que la aparenta más a un arte.
La pesca con mosca me ha permitido entrar en un mundo místico y unirme de forma muy fuerte a la naturaleza. Tambien me ha permitido conocer esta maravillosa provincia Leonesa, sus pueblos y sus gentes, sus montañas y valles, su gastronomia y tradiciones, y sobre todo sus rios, con su fauna y flora. Por todo ello estaré siempre agradecido.

viernes, 20 de marzo de 2015

LA NEARENUF

La elección de la mosca ha sido siempre la eterna duda que ha atormentado con demasiada frecuencia al pescador, especialmente al pescador novel, que además normalmente desconoce los hábitos y costumbres de las truchas. La " Nearenuf ", es una artificial fácil de montar y de usar, indicada para pescadores principiantes que comienzan a dar los primeros pasos en la pesca con mosca seca.

La Nearenuf 

Harold Blaisdell y Len Putean, dos pescadores norteamericanos expertos en el montaje de artificiales, diseñaron esta imitación como síntesis de una serie de moscas muy conocidas y ampliamente utilizadas, no sólo en los Estados Unidos de Norteamérica, sino también en España, tales como la Rhithrogena germánica, la " March Brown " o " Marrón de Marzo ", conocida aquí en León como " El Pardón "http://navatejeramoscas.blogspot.com.es/2013/03/rhithrogena-germanica-el-pardon.html, la " Red Quill " ( Quill rojo )que imita al subimago de la Ephemerella subvaria, desconocida en nuestra región, pero bastante parecida a la Ephemerella ignita," la Oliva de alas azules ", ( Blue Winged Olive ), la " Light Cahill ",artificial genérica que imita las moscas pálidas o de tonos claros como el crema etcétera.
El propósito de H. Blaisdell y L. Putnan con este diseño, era el de utilizar una sola mosca variando solo el tamaño ante cualquier eclosión que se presentara. Así en condiciones normales, los tamaños de los anzuelos más utilizados serian los números 14-16-18. Si nos encontráramos con grandes efímeras incluyendo tricópteros, serian del número 12, y al final de la temporada y ante la presencia de pequeñas efímeras, así como pequeños plecópteros o caénidos, el tamaño ideal seria de los números 18-20 y 22. La ventaja de este procedimiento es evidente, el pescador novel se concentra mucho más en la propia pesca que en la elección de la mosca, y tal vez de este procedimiento se deriven sus sorprendentes resultados.


El montaje de esta mosca es bastante sencillo : sobre un anzuelo por ejemplo del número 14 fijamos con el hilo de montaje marrón, unos cercos o cola de fibras grizzly de longitud igual al cuerpo, al mismo tiempo fijamos un quill de pavo real natural desbarbado para formar el cuerpo. Para desbarbar el quill de pavo real, podemos utilizar una cuchilla de afeitar, raspando por uno y otro lado a lo largo de toda su extensión, así se irán desprendiendo todas las barbillas. Antes de enrollar el quill para formar el cuerpo, es recomendable humedecerlo un poco para proporcionarle algo más de elasticidad. Una vez hecho el cuerpo y habiendo dejado un espacio para el collar de flotación y la cabeza, procedemos a posicionar las alas, para ello sujetamos firmemente un mechón de fibras de pluma de pato que sobresalgan algo más de la curvatura del anzuelo, aproximadamente el largo del cuerpo, las afianzamos con tres o cuatro vueltas con el hilo de montaje, a continuación levantamos el mechón calzandolo con otras tantas vueltas por detrás y dividiendolo en dos partes iguales, pasando el hilo de montaje entre ellas para separarlas adecuadamente.


Estas fibras de pluma de pato se pueden sustituir, incluso es aconsejable sustituirlas por fibras sueltas de pluma de gallo pardo para representar con más propiedad las alas de los Heptagénidos, con nerviaciones pretuverantes en sus alas, y también fibras sueltas de alguna variedad de indio para representar las alas más o menos lisas, con nerviaciones menos pronunciadas de los Bétidos, Efemerélidos etcétera, dependiendo de los insectos que habitualmente eclosionen en nuestros lugares de pesca.


Detrás de las alas sujetamos dos plumas para formar el collar de flotación o hackle, una de cuello de gallo indio rubión amarronado ( Brown ),y otra grizzly. En esta fase del montaje, los expertos, con permiso de Blaisdell y Putnan, aconsejan formar un tórax añadiendo al hilo de montaje un poco de dubbing de liebre o de otro animal, pero siempre de tonos oscuros, dando con el una vuelta por detrás de las alas y otra por delante, calzandolas definitivamente, y también otra vuelta entre ellas, quedando así bien definidas y erguidas.


Una vez formado el tórax, recordando que la mosca original no lo lleva, comenzamos a enrollar las dos plumas para formar el collar de flotación, dando por cada pluma una vuelta por detrás y otra por delante de las alas, en total cuatro vueltas, rematamos la cabeza y hacemos el nudo final. Es conveniente barnizar el cuerpo con barniz transparente, con el fin de afianzar algo más la fragilidad que tiene el quill de pavo real.


Para finalizar una reflexión : Es bien cierto que esta mosca, la " Nearenuf ", no es la mosca mágica que puede solucionarlo todo, hay situaciones extrañas en la que las truchas rechazan cualquier mosca, larva o ninfa que correctamente las presentemos, son momentos sin duda desesperantes y misteriosos, pero a la vez, son esos momentos los que dan a la pesca con mosca todo su encanto y emoción. El afán y el espíritu de superación del principiante pescador para el que ha sido diseñada esta mosca, con un poco de dedicación, entusiasmo y paciencia y quizás algunos consejos que pueda recibir de algún experto, pronto sabrá moverse con soltura y habilidad, poniendo entonces la mosca más adecuada a cada momento.