BIENVENIDO AL MÁGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA.

BIENVENIDO AL MÁGICO MUNDO DE LA PESCA CON MOSCA.
La pesca con mosca es mucho más que un deporte, no solo exige una técnica y una coordinación fisica perfecta, sino tambien una concentración importante, una capacidad de invención y un sentido del ritmo y la armonia de todo en su conjunto que la aparenta más a un arte.
La pesca con mosca me ha permitido entrar en un mundo místico y unirme de forma muy fuerte a la naturaleza. Tambien me ha permitido conocer esta maravillosa provincia Leonesa, sus pueblos y sus gentes, sus montañas y valles, su gastronomia y tradiciones, y sobre todo sus rios, con su fauna y flora. Por todo ello estaré siempre agradecido.

viernes, 13 de febrero de 2015

TRICÓPTERO DE CDC Y CIERVO

Hasta no hace mucho tiempo aquí en León, en determinados círculos de pescadores experimentados, era habitual oír hablar del tema de las " moscas secretas ",unas moscas según los entendidos que ejercían un poder irresistible sobre cualquiera de nuestras esquivas truchas, vamos que casi pescaban desde la caja. Bueno esos tiempos ya pasaron a mejor vida, y hoy la mayoría de pescadores de mosca no son partidarios de esa teoría. Yo por ejemplo me inclino más en pensar que el buen fin de una captura se da como consecuencia de la conjunción de varios factores, entre los cuales está, eso sí, una adecuada elección de la artificial, aunque en ocasiones pueda darse el caso que bajo determinadas condiciones algunos diseños mantengan una efectividad porcentual mayor que otros. La historia de la pesca con mosca está llena de ejemplos de moscas clásicas y míticas con diseños que perduran invariables en el tiempo.
Tricóptero de CDC y Ciervo 
Este " Tricóptero de CDC y Ciervo " es una muy buena mosca, yo diría que una buenísima mosca, pero no una " mosca secreta " a los efectos calificativos que se la dió en su día, no pesca sola vaya. No pesca sola pero en ella se conjugan varios elementos interesantes : una efectividad probada, un diseño sencillo, un montaje fácil y con sólo dos materiales, CDC y pelo de ciervo, dos buenos aliados que con las naturales propiedades hidrófugas de ambos se consigue una imitación de extraordinaria flotación. Su creador, el pescador y montador holandés Hans Weilenmann dice de esta mosca que es una variante, o mejor dicho, que es una actualización de la mítica " Elk Hair Caddis " de Al Troth, que flota mejor gracias a la ligereza y mayor superficie de contacto con el agua de las fibras CDC, y que resulta sorprendentemente resistente ante sucesivas tomadas de las truchas, y además con una ventaja frente a otros montajes de tricópteros, se monta en un par de minutos. Bueno lo que no dice Weilenmann es que resulta algo engorroso secarla después de haber sido tomada por la trucha, aún así, sus cualidades son innegables.
Elk Hair Caddis 
La " Elk Hair Caddis " ( Tricóptero de pelo de Alce o ciervo canadiense ),es una mosca clásica, popularizada por Al Troth para imitar tricópteros en superficie, se la utiliza también para imitar la mosca de la piedra, saltamontes etcétera. Su versatilidad como imitación genérica de tricópteros y otros insectos, junto con una extraordinaria flotabilidad y probada efectividad la han llevado a considerarla una mosca clásica en Estados Unidos de Norteamérica, especialmente en la región de Montana.
Simple Elk Hair Caddis 
La " Simple Elk Hair Caddis " es una variante de la original, a la que se le ha suprimido la pluma enrollada al rededor del cuerpo. Con la simplificación de este modelo, osea con la eliminación de la pluma del palmer, se ha pretendido que la mosca navege más baja, más placada a la superficie del agua, como lo hacen la mayoría de estos insectos cuando depositan los huevos en el agua o cuando salen de ella. 
En esta tierra leonesa sabemos por experiencia, que estos diseños de tricópteros foráneos que no tienen el típico y poblado collar de flotación o el tejadillo hecho con fibras de pluma de riñonada tienen que salvar no sólo el escollo de la tradición sino también el escollo que supone la eficacia, versatilidad, virtuosismo y funcionalidad que tienen los nuestros. Aún así, los partidarios de estos patrones sin collar de flotación o hackle son auténticos forofos y afirman que estas moscas son indispensables en sus cajas. Algo de razón tendrán digo yo. Pero como siempre, todo es cuestión de equilibrio y no de radicalismos como propuso Doug Swisher y Carl Richards en su libro " Selective Trout " ( 1971 ),suprimir completamente el collar de flotación. La simplicidad resulta aveces engañosa, y un montaje tan desnudo es mucho más delicado de lo que parece, además de transmitir poca o nula sensación de vida del insecto. Enfín, una cuestión muy personal de cada pescador y su experiencia.
El montaje del " Tricóptero de CDC y Ciervo " se monta generalmente sobre anzuelos de los números 14-16-18, de tija fina y a ser posible sin muerte o sin arponcillo. En primer lugar fijamos una pluma CDC natural o de otro color diferente a la altura de la curvatura del anzuelo y tiramos de ella hacia atrás como se aprecia en la fotografía. A continuación retorcemos la pluma de CDC sobre su eje y la enrollamos hacia adelante para formar el cuerpo. A la altura de la cabeza sujetamos la pluma y cortamos el sobrante procurando dejar un espacio para ella, repartiendo las fibras que hayan quedado sueltas del CDC por debajo del cuerpo para imitar las patas del insecto y para que la artificial flote mejo.
Cortamos un mechoncito de pelos de ciervo y lo igualamos. En este punto conviene decir que al tratarse de un pelo que da bastante volumen, no conviene abusar de el, esto es, permite realizar el montaje del tejadillo con una menor cantidad de pelos que otros más finos. A continuación los presentamos procurando que sobrepasen aproximadamente del cuerpo otro tanto. Los sujetamos sin forzar las primeras vueltas con el fin de impedir que giren al rededor del vástago o la tija del anzuelo, y progresivamente lo afianzamos con otras vueltas más firmes. Cortamos el sobrante de los pelos de ciervo, pero no al ras, sino dejando una pequeña cabecita. Esta mosca no debe ser nunca engrasada, y se debe pescar con ella incluso en presencia de cualquier otro tipo de insectos que encontremos en el río, tanto en aguas rápidas como lentas o paradas.